lunes, septiembre 27, 2010

Argumentos de la no huelga

Hoy, cuando he llegado en el curro al comedor, había cuatro personas hablando sobre la huelga. Según he entrado, al ver de lo que hablaban, he dicho: "A ver lo que decis que yo hago la huelga". Los argumentos para no hacerla, los ya conocidos:

Los sindicatos no han hecho nada hasta ahora, que si los liberados tienen mucho morro, que si el día de Vistaalegre perdieron un día de trabajo, que si nosotros les pagamos el sueldo, que no pueden perder un día de trabajo, que esta mañana estaban algunos sindicalistas repartiendo panfletos en las estaciones de Metro y RENFE y que donde han estado hasta ahora., que esperaban llegar bien al trabajo el miércoles y el mejor argumento: que los sindicatos pagan el día a los que hacen la huelga.

Eso sí, de la reforma laboral, ni una palabra. Tampoco me han preguntado que argumentos tenía yo para hacer la huelga (al no ser sindicalista, no formar parte de un comité de empresa, ni cobrar del sindicato y hablar de la reforma laboral, igual habrían cambiado de opinión). Así, que como dijo un futbolista hace tiempo, sólo nos daremos cuenta de lo que teníamos cuando dejemos de tenerlo. Mientras tanto, tengo la certeza que la huelga la harán únicamente la izquierda real. Votantes del PSOE, no la harán para no perjudicar a Zapatero (ya veríamos si esta misma reforma laboral la hubiera aprobado el PP) y los del PP, pasan del tema, viendo ya a Rajoy de presidente o piensan en el fondo que la reforma es positiva (Así está la clase trabajadora).

La viñeta de cretinolandia, resume mis sensaciones. Que se jodan los sindicatos, mientras es más barato despedir, nos jubilaremos a los 67, se producirá la suspensión y descuelgue de los derechos recogidos en los convenios colectivos, bajada de sueldo a los trabajadores del sector público o recorte del gasto social -ayudas nacimiento de niños/as, congelación ayuda a la dependencia,...- y del gasto en inversión productiva... y lo peor podría estar por venir, si la huelga fracasa ZP podría hacer cosas peores.

Menos mal, que alguno todavía tenemos orgullo obrero y aunque sea el único de mi departamento en hacer la huelga, siempre estaré muy orgulloso de mi condición obrera.

Etiquetas: ,