viernes, diciembre 25, 2009

Setencias patéticas

Todavía asombrado por la sentencia que condena a dos periodistas de la cadena SER por revelación de secretos (aunque la noticia fuera cierta) y por considerar que Internet no es un medio de comunicación, se me ocurre que nadie lo ha relacionado con la revelación del contenido de los e-mails privados de los científicos de la Universidad de East-Anglia. Si aplicaramos la misma lógica, deberían ser condenados también a inhabilitación para ejercer el periodismo los que difundieron los correos, teniendo en cuenta además, que los manipularon, sacaron de contexto, etc.
Ahora bien, esto también sería un disparate. Una vez hechos públicos los correos hackeados, lo único condenable es la utilización malintencionada de los mismos, pero sería ejercer la censura impedir su difusión. Es lo mismo que el señor Güemes, conocido por su vocabulario progresí, que ya tuvo ayer tiempo de expresar lo que opinaba a través de Telemadrid de la sentencia a los periodistas de la SER, tanto en directo en el programa "Alto y Claro" y en el Telenoticias, reinterpretando la sentecia, como hicieran con los correos del CRU inglés; la sentencia, según Güemes, a la SER por emitir información falsa. Debe ser una moda, pero tanto en el caso de la cadena SER como en el de los correos, la libertad de expresión y el derecho a la información prima sobre la revelación de secretos, reitero, teniendo en cuenta que incluso la falsificación de la información es mejor que la censura. En nuestar mano está luchar, para desmontar las falsedades.
Cuando haya un caso de corrupcción, ¿que primará?

Etiquetas: