viernes, abril 24, 2009

¿Será caliente el otoño?

Visto que hay cuatro millones de parados, que la peor de las previsiones es superada una y otra vez y que a los sindicatos no les quedará más remedio, este otoño habrá huelga general y más cosas. Hasta ahora, los sindicatos están muy ocupado con los ERE's y el dialogo social y tampoco han querido convocarla antes de las elecciones europeas, principalmente UGT. Pero, después del verano, la crisis sistémica golpeará aún más duro y entonces comenzarán las movilizaciones.

Probablemente la derecha se está frotando las manos, pero a cualquier observador con perspectiva puede caer en la cuenta que el problema empezó hace tiempo, al abrazar tanto los gobiernos del PP como del PSOE el dogma neoliberal, el libre mercado y la "mano invisible". Por mucho, que diga Aznar que él tiene la solución (lo que demuestra que sigue siendo un cobarde político) y Zapatero da palos de ciego, preguntándose cómo hemos llegado hasta aquí.

En España, se dan también las hipotecas basura y ahora se ve claramente, los bancos dieron mucho más dinero para unos pisos que no valían tanto y ahora, ¿quién pagará esas desorbitadas hipotecas? ¿Cuantos de esos millones de parados tiene una de estas hipotecas? Parece claro que el capitalismo popular del ladrillo, convertido en motor de la economía ha fracasado estrepitosamente.

La única salida posible e ilusionante es apostar por la economía "verde", pero con el poder económico y mediático queriendo funcionar como hasta ahora y con el poder que se les ha otorgado va a s er difícil que ningún gobierno les haga frente.

En la vida hay que ser optimista, no con que la economía se recupera y "volveremos a la senda del crecimiento", sino que la sociedad "arrimará el hombre", perderá el miedo y exigirá un modelo económico más justo, más ecológico y más sostenible.

Etiquetas: ,