jueves, junio 05, 2008

Puro Marketing

Leo en El Mundo:

"Por otra parte, grandes empresas como Nokia, Ikea, Ariel, Ecovidrio, Centro Nacional del Cobre o la agencia TBWA/España, celebran con diversos actos e iniciativas empresariales la jornada mundial".

Se trata de la día mundial por el medio ambiente y grandes empresas nos "venden" que son ecológicas. Una empresa se dedica a ganar dinero de los productos que vende, para fabricar esos productos necesita materia prima, mano de obra y energía. Para conseguir la materia prima como la energía hay que consumir combustibles fósiles o utilizar sustancias que tras su transformación se vuelven contaminantes. Así que no nos vendan milongas porque luego nosotros las consumimos y generamos residuos, etc,etc.

Que las empresas celebren el día mundial del medio ambiente es una tonteria monumental y que El País haga un especial sobre la jornada con el patrocinio de Toyota una tomadura de pelo.

Lo ecológico sería vivir como antes de la revolución industrial. No se podía producir en masa, viajar grandes distancias o consumir desaforadamente. Habrá quién diga que ahora vivimos mejor, no digo yo que no, pero tampoco vamos a decir que se puede vivir de esta manera y respetar el medio ambiente al mismo tiempo.

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger Delfos said...

Hombre, Mario, no sé si estoy muy de acuerdo en que vivir ecológico sea irnos antes de la revolución industrial. El modelo de vida actual es insostenible, claro está, pero no creo que la solución sea retroceder, cosa por otro lado impensable en términos de reforma que obligue a la gente a adoptar modos de vida pre-industriales.

Seguramente es necesario que unos (nosotros) ajusten su tren de vida para que otros puedan dejar de jugar a sobrevivir diariamente. En el caso de los alimentos, ahora tan de moda, en vez de tanta patraña de liberalizar mercados, eliminar subvenciones en Occidente, y tonterías similares de los liberales, quizás habría que ir pensando que sería conveniente que en el sur los países cultivasen su territorio para alimentarse, no para alimentarnos, por ejemplo.

Los problemas ambientales no se solucionan retrocediendo (como bien debe saber un físico, eso es quasi-imposible), aunque si no hacemos un ajuste de nuestro modo de vida rápido, seguramente será la naturaleza la que nos proporcione un correctivo repentino, y seguramente no tendrá mucha gracia. Es lo que el ecólogo norteamericano H.T. Odum llamaba el "Prosperous Way Down".

11:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home