miércoles, octubre 03, 2007

No hay portada sin celebrity

El pasado fin de semana los directores de El País y The Guardian hablaban sobre la necesaria resistencia a la trivialidad en los diarios de referencia y de internet como plataforma de salvación. Bonitas palabras para mercados complejos. Cuando en el papel la jerarquización se dibujaba horas antes de su consumo popular, la construcción de la portada se regía por aquello del newsmaking y otra suerte de valores abstractos. Cuando se sabe al minuto qué noticias son las más leídas, como ocurre en los digitales, la tentación es demasiado concreta como para dejarla escapar.

Sigue en Tiscar.com

Etiquetas: