martes, octubre 16, 2007

Carta al defensor del lector de El País

Estimado defensor del lector:

He tenido la oportunidad de leer su periódico el pasado domingo 14 de Octubre y me gustaría comentarle la incongruencia que he observado en relación a la línea editorial sobre el cambio climático y la publicidad que muestra el periódico y de la que a buen seguro obtiene un buen rendimiento económico.

Me consta que en multitud de noticias y editoriales, El País se ha mostrado a favor del cumplimiento del protocolo de Kioto y ha ilustrado en numerosas noticias, el peligro que supone para la humanidad la intensificación del efecto invernadero debido a las actividades industriales y el transporte (aéreo y marítimo) que necesitan los combustibles fósiles para su desarrollo. Asimismo, El País ha puesto en tela de juicio a los denominados “escépticos” del calentamiento global, en artículos firmados por Rafael Méndez, con la excepción de un artículo en el que hablaba de las posibilidades que se abrían al comercio marítimo “gracias” al deshielo del Ártico.

En mi opinión, la incongruencia viene porque a la vez de que El País mantiene esa línea editorial, publica anuncios de empresas cuyas actividades y fines promueven el consumo de combustibles fósiles y hacen peligrar todo atisbo de que España cumpla con el protocolo de Kioto, aún sabiendo que es un acuerdo de mínimos. En el número que cito arriba, he encontrado en la parte principal del periódico, los siguientes anuncios que incitan al consumo de combustibles fósiles:

- Dos páginas completas de un anuncio de un vehículo AUDI.
- Una página completa de un anuncio de un vehículo Honda.
- Una página completa de viajes de El Corte Inglés.
- Una página completa de ofertas de hoteles de viajes Marsans.
- La cuarta parte de una página de Viajes Halcón.

Por otra parte, he visto un titular en la página 45 con una noticia que ocupaba media página con el siguiente texto: “Al Gore busca un ejército verde español”. Dos páginas después he encontrado el anuncio de viajes de El Corte Inglés.

Reconozco que la publicidad es necesaria para financiar las actividades de El País, pagar nóminas y recibos, pero no puedo comprender como la línea editorial sobre el cambio climático va por un camino y ésta es contradicha por la publicidad de forma tan notable. En mi opinión, es como si un periódico que ha luchado por las libertades democráticas en tiempos difíciles hubiera incluido un anuncio de un partido que apoyara justamente lo contrario, sólo por el hecho de que es un buen pagador. Tal y como están las cosas para la humanidad es tan peligroso un aumento de la temperatura global como la peor de las dictaduras.

Espero que en un futuro tengan en cuenta estas anotaciones y que puedan llegar a eliminar la publicidad de actividades que llevan a la destrucción de la biosfera y de la humanidad.

Esperando su respuesta, le saludo atentamente

Presidente de la asociación Globalizate
Campaña Global contra el cambio climático
http://www.globalclimatecampaign.org/
http://www.globalizate.org/

defensor@elpais.es

Etiquetas: ,