lunes, febrero 26, 2007

Tras las estadísticas, hay personas

Cuando uno oye las estadísticas de accidentes laborales, puede pensar que hay solo un número o meditar durante unos minutos en el drama y la tragedia de muchas familias, mujeres u hombres que quedan viudos, hijos sin padres o madres, perdida de recursos económicos y una pena para toda la vida. La muerte en el trabajo, algo que parece tan alejado y tan frío, te deja helado cuando lo ves de cerca.
José Castellano, vecino de mi urbanización, perdió la vida el 16 de enero y este fin de semana su mujer vino a vernos a nuesta casa del pueblo destrozada, sin creerse lo que había ocurrido. Solo pudimos abrazarla, incrédulos y darle nuestro pésame, también a su hija, pero José un trabajdor y buena persona, ya no esta entre nosotros y me pregunto que pasaría si todos supieramos lo que hay detrás de cada muerte en el trabajo.
José descansa en paz

Etiquetas: