jueves, diciembre 21, 2006

Anuncio

Llega un momento del año, en el que, un poco por todo, un poco por nada, te das cuenta que has dicho muchas tonterias y hubiera sido mejor mantener tu boca cerrada.